domingo, 27 de mayo de 2012

¿Cómo Saber Si Un Hijo Es Tuyo Con Una Prueba ADN?



Una vez se han llenado los documentos pertinentes, se pueden tomar muestras de sangre o saliva para realizar la prueba de ADN. A las muestras se les asigna un código alfanumérico y se manejan de manera anónima para evitar que las personas encargadas del procesamiento de estas, al interior del laboratorio, conozcan la identidad de las personas participantes, garantizándose así la intimidad y la confidencialidad de los resultados.
La prueba consiste en extraer ADN de la muestra y el copiado por métodos químicos de varias regiones que se ha demostrado y validado por la comunidad científica mundial y nuestro laboratorio, como altamente confiables para establecer relaciones de filiación. Las 15 regiones incluyen 13 que fueron recomendadas por el FBI de los Estados Unidos de América para propósitos forenses y en ellas se analizan marcadores genéticos que se hallan en su interior. Esas 15 regiones luego se separan en un campo eléctrico en analizadores genéticos que permiten establecer si los marcadores genéticos que se observan en el hijo coinciden en la mitad de la herencia con la madre y en la otra mitad con el padre biológicos.
Si la coincidencia es total se habla de No Exclusión de la paternidad, y se procede a realizar los cálculos matemáticos para establecer el grado de certeza que ha alcanzado la prueba. Si dos o más marcadores genéticos no son concordantes entre el padre alegado y el hijo o hija se habla de una Exclusión de la paternidad. Cuando ocurre una Exclusión, las pruebas se repiten en dos oportunidades y se entregan una vez los dos resultados son plenamente coincidentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada